Notas de coyuntura migratoria en Costa Rica. Número 2, julio 2021

Resumen:

Contrario a lo que suele creerse, la población extranjera tiene importantes niveles de cotización a la seguridad social en Costa Rica.

Un aspecto clave en la integración de las personas extranjeras que habitan el país es el acceso al aseguramiento social. La trayectoria del seguro social costarricense ha sido halagada como “excepcional”, basada en principios de solidaridad y universalismo, con altos niveles de cobertura y suficiencia del aseguramiento general. Varios estudios demuestran que, para personas extranjeras, el “seguro social” es una “entrada” a diferentes aspectos de la vida (véase, por ejemplo: Voorend, 2019).

El aseguramiento, permite a las personas aseguradas directas o trabajadoras independientes (cuenta propia) y sus familias, el acceso a la asistencia médica mediante el Régimen de Enfermedad y Maternidad, así como una cobertura al final de la vida laboral a través del Régimen de Invalidez Vejez y Muerte. Además, para muchas otras esferas de la vida, contar con seguro social es una condición necesaria (aunque no siempre suficiente), para tener acceso a otros servicios, por ejemplo, regularizar el estatus migratorio o, ser sujeto de crédito. Desde una perspectiva integral, el acceso al aseguramiento social debe verse como parte del sistema de protección social con el que cuenta un país y que contribuye a enfrentar la pobreza, a reducir las desigualdades y la exclusión social.

En estas notas de coyuntura migratoria nos planteamos como pregunta de partida: ¿cuál es el estado del aseguramiento social de las poblaciones extranjeras en Costa Rica? Para ello revisamos y analizamos el acceso al seguro social de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), de la población extranjera que habita el país utilizando como referencia los datos de la Encuesta Continua de Empleo (ECE). Esta encuesta se lleva a cabo de manera trimestral por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC). El análisis presenta los promedios anuales con los datos disponibles desde el III Trimestre 2010 hasta el IV Trimestre 2020.

Este análisis se lleva a cabo en un contexto en el que Costa Rica ha visto un deterioro del empleo formal durante la segunda década del presente siglo. En el segundo semestre del año 2010, un 40,2% de la población ocupada tenía un empleo informal, mientras que, en el mismo semestre del año 2020 esta proporción aumentó al 44,8%1. Aproximadamente un 13% de la población ocupada con empleo informal es extranjera. Revertir esta tendencia desde las políticas sociales y de empleo requiere de conocer las características de los distintos grupos que participan en los mercados laborales incluyendo las poblaciones no nacidas en el país.

1 Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. Encuesta Continua de Empleo. Tabulados propios en línea:

http://sistemas.inec.cr:8080/bininec/RpWebEngine.exe/Portal?BASE=ECE&lang=esp

 

pdf 03
Descargue "Notas de coyuntura migratoria en Costa Rica. Número 2, Julio 2021"